Jugadores conectados

Campeonato Reyes en el Veracruz -Uceda - 12 y 13 Enero 2018. Fase Circuito 14 de Enero. PLAZA MASTER, PREMASTER Y MULTIUSOS para 2018. Os esperamos a todos!!!

13.6.11

"LOS DOLORES DE CRECIMIENTO"


Ha llegado a mi correo un nuevo artículo de Mecala, os lo dejo aquí porque es muy interesante, gracias Mecala....

Decía un profesor de Ciencias Sociales que tuve en el instituto que las crisis sólo son dolores de crecimiento como los que padecen los adolescentes previamente a un estirón de unos centímetros. La crisis evidencia las carencias de un sistema (económico, político, etc.) y su solución requiere una serie de medidas drásticas. En el mus se producen estas crisis de resultados que no parecen tener explicación pero que cuando las superas con una actitud positiva resultan una experiencia enriquecedora que te hacen mejor jugador. Nunca se crece paulatinamente sin darnos cuenta, si no que de una forma u otra el crecimiento y el aprendizaje viene traumáticamente tras una derrota la mayoría de las veces. Por eso se dice que se aprende más de las derrotas que de las victorias. La pregunta puede ser entonces, ¿cómo afrontar una crisis?


Ya hemos dicho que la actitud debe ser positiva (evitar en nuestro vocabulario y en nuestro pensamiento, ideas derrotistas). La primera regla está clara, te tiene que gustar el mus y disfrutar jugándolo. Desde ya, si no te gusta no pierdas un tiempo que podrías aprovechar para cualquier otra afición.

Si te gusta el mus, la segunda condición es indispensable. Unas partidas te satisfacen más que otras, independientemente del resultado, pero con carácter general debes ser un jugador que disfrute llevando a cabo sus estrategias, revocando, faroleando, ocultando su jugada, y de todos los trucos y mentiras que permite este juego.

Con ánimo de ganar, pero siempre dispuesto a perder. Los nervios atenazan a algunos jugadores que juegan con una tensión desmesurada que no les deja pasar señas o pasan una seña incorrecta, que les cohíbe de cortar el mus con una jugada medianamente buena y les produce imprecisiones que pueden ser decisivas. Así el talento nunca saldrá a relucir.

Es necesaria cierta tensión pero sin miedo a perder e indispensable disfrutar jugando para no olvidar el gusto por el mus a la larga por no resultar satisfactorio.

Habrá momentos en los que haya que arriesgar, subir el nivel de los envites o cortar el mus aunque no tengamos gran jugada e incluso ordaguear aún sin nada.

Nuestro nivel de hostilidad y por lo tanto nuestro estilo de juego va a depender en gran parte del estado del tanteo. Por eso debemos tener siempre un ojo en él.

Queremos ganar siempre, para ello hay que jugar con la tensión justa para no perder de vista el tanteo y prestar atención a los detalles que nos ayudan a tomar la decisión correcta.

Debemos distinguir esa tensión beneficiosa, que nos ayuda a concentrarnos en el juego, de la presión que nos perjudica que viene provocada por nuestros propios miedos.

La presión puede ser por:

- Miedo a perder. Muy común en campeonatos en general de cualquier deporte.

- Miedo a no estar a la altura del compañero o de los rivales. Puede que tu nivel sea más alto de lo que crees pero si no consigues superar este miedo no lo averiguarás nunca.

- Prisas. No es un miedo pero es un factor que provoca presión. Todos hemos jugado la típica partida de desempate cuando ya te queda poco tiempo, y muy pocas veces ganamos esa partida. Porque la jugamos más precipitadamente, con menor concentración y arriesgando más para acabar antes.

El miedo nos impide desarrollar nuestro juego en todo su potencial, nos atenazase confunde con la prudencia y si no distinguimos uno del otro, podemos no tomar la decisión correcta. Porque la mejor opción puede ser también arriesgada.

¿Habéis superado ya los dolores de crecimiento o por el contrario pensáis que en el Mus estas crisis son contínuas?.....