Jugadores conectados

Próximos campeonatos en Uceda 21 y 22 de Julio con barbacoa el Domingo, campeonato de Otoño 20 y 21 de Octubre.

23.12.10

Los tacos y el mus


LOS TACOS Y LAS PARTIDAS DE MUS
Hay veces que en el transcurso de una partida se suelen soltar tacos y se hace algún comentario que “sin querer” hiere a la otra pareja e incluso al compañero, y enfatizo “sin querer” porque cuando es queriendo no hay justificación ninguna para tal comportamiento….

Los tacos dentro del marco de una partida de mus no deberían ser tenidos en cuenta en el más estricto sentido de la palabra, de hecho son dichos habitualmente por algunos jugadores, otros por supuesto son incapaces, pero el oírlos o no (bajo mi punto de vista) no presupone para nada demostrar mala educación en la mesa, hay otras situaciones más desagradables y de peor educación que el soltar un taco (vuelvo a reivindicar mi punto de vista)…., entre caballeros que comparten mesa y amarracos es fácil oírlos, y además a veces hasta saludable para algunos….

¿Qué ocurre cuando los suelta una jugadora?, pues según el criterio de las “demás damas”: “No está bien visto”, “Así no se comporta una dama”, (como si para jugar al mus tuviéramos que ir con “polisón y sombrilla”) y las “+ damas” te suelen poner verde, verde que te quiero verde, en el mismo instante en que te giras, imagino que los caballeros aunque no lo confiesen pensarán lo mismo porque “para eso son ellos los caballeros”, y aunque evolucionamos aún lo hacemos muy despacio….

Pero ¿Y si nos dejamos de tonterías y vemos sólo que en la mesa hay cuatro jugadores? Jugadores sin etiquetas de sexo, edad y demás historias, todos jugadores sin más, en igualdad de condiciones, las damas (uso este sustantivo porque suena mejor) queremos jugar como los caballeros, al menos en eso estamos, porque ¿Qué sería de una partida en la que jugaran dos caballeros con dos pijas?, ¿Sonaría así?:

-(caballero 1).- Cuatro a grande

-(pija).- O sea, Piluca, ¿No quiero no? , o sea, un rey y un caballo ¿Le quiero dos?

-(caballero 2).- Pares si

(pija).- Pares si, o sea duples si…..

Etc,etc,etc….

Esto es una forma bastante exagerada de cómo puede ir una partida de estas características pero, ¿Por qué en pleno siglo XXI con la mujer preparada y capaz de “pelear en la mesa igual que un hombre” seguimos entre nosotras poniéndonos limitaciones?, acaso ¿No sería mejor por lo menos no criticarnos?.... Quizás las damas, las + damas, las + femeninas jugando al mus, quizás vuelvo a repetir ¿No sienten nada ante una jugada que ha salido francamente mal cuando no debía (por tanteo más que nada) y ha sido jugada de forma brillante?..... ¿Acaso no se merece un: ¡Joder!?

Si Cela nos oyera…….

Sin duda existen más motivos por los que alarmarse en la mesa de juego, yo misma soy consciente de tener que pulir algunos aspectos, pero, de ellos hablaremos en otro momento....